PosmoBlog

Estás en: UX Research

Neurociencia en User Research: ¿cómo, por qué y para qué usar un electroencefalogramas (EEG) en el estudio de conductas humanas? PARTE II

Por: Alexis Brantes

Para lograr los registros, utilizamos pequeños discos planos de metal (electrodos) en el cuero cabelludo unidos por cables para que los electrodos puedan recolectar los impulsos en la zona cerebral, enviando una señal al computador, donde son procesadas las señales. El registro eléctrico de un EEG se visualiza como ondas cerebrales (olas) con picos y valles. Lo que permite a los doctores y especialistas identificar anomalías en los patrones de actividad.

¿Suena genial, verdad? Lo es, pero debemos tomar cierta distancia con respecto a lo que podemos recoger y medir si no disponemos de equipos médicos de alto performance, como suele ser el caso de los makers, neurocientíficos no patrocinados por un centro de investigación y entusiastas del tema, quienes suelen tener dos opciones de bajo costo; armarse su propio EEG con arduino (DIY, teniendo acceso y conocimiento de todo el proceso de recolección, filtrado y procesamiento de datos) o trabajar con headbands nivel consumidor, donde debemos confiar en lo que los diferentes productores nos entreguen en sus productos.

Es aquí cuando el articulo se vuelve crudo, pues es hora de comenzar con los datos que no nos cuentan al momento de visitar cada sitio web para comprar un dispositivo.

En el área de Research de Posmo CX Consulting & Research, hemos accedido a múltiples dispositivos para probarlos con diferentes usuarios y proyectos. A continuación revisaremos el proyecto OpenBCI, OpenEEG, BYB SpikerShield, los dispositivos Emotiv EPOC, Neurosky’s MindWave. Muse Headband, Melon Headband y el Emotiv Insight.

Proyecto OpenBCI: tiene una curva de aprendizaje mucho más amplia que la del resto de dispositivos que revisaremos, lo que es lógico debido a que se trata de un proyecto DIY, donde debes tener conocimiento base para armarlo y entender las posibilidades que te entrega. Es bueno aclarar que se trata de un hardware y software 100% de código abierto (open-source), posee una activa comunidad en línea que comparte ideas y nuevos usos a la plataforma.

OpenBCI puede manejar ocho canales, así como ser expandido a 16 gracias al módulo Daisy. Viene con electrodos dorados, adopta el sistema de locación transcranial 10–20, gel conductor e incluyen un cable adaptador de electrodos “touch-proof”; Es además compatible con electrodos secos/activos. Como alternativa, ofrecen versiones más baratas, como es el caso del Ganglion, el cual soporta cuatro canales más el módulo Simblee bluetooth permite comunicación inalámbrica con otros dispositivos, enviando los datos vía streaming a smartphone corriendo ble.

Las posibilidades que entrega OpenBCI son enormes, pero enfrenta un problema que es habitual en este tipo de proyectos; Necesitas experiencia con circuitos, tiempo y paciencia para aprender la documentación. Sin duda alguna, una vez dominado el hardware y software, comenzarás a experimentar nuevas aplicaciones y desarrollando tus propias versiones.

Una forma nacional para ingresar a este mundo “maker”, es usar el SpikerShield de los amigos de BackYard Brains, empresa que desarrolla módulos para arduino con el fin de enseñar neurociencia. Tienen una noble cruzada para educar sobre la temática, convirtiéndose en uno de los divulgadores de ciencia relevantes del medio. Su shield para arduino ofrece mediciones tanto de EEG como de EKG, entregándonos una app para visualizar y registrar los datos en bruto (raw data). La app permite modular la frecuencia, filtrar por eventos, rango de frecuencia 0 a 50hz/60hz, visualización de histograma, zoom en onda EEG y delimitar el rango de frecuencia. De forma adicional, es posible acceder al raw data por medio de arduino.



Publicado: 24/03/2017